miércoles, 4 de julio de 2012

Imágenes psicodélicas de una madrugada de julio.

Cae la hora crítica,
¿Dónde estás? ¿Dónde estoy?
¿Hasta dónde queremos llegar?
tanteándonos a ciegas, en la niebla,
acortando susurros, hablando en señas.

Interviniendo en el mensaje directo
el miedo,la gracia y la reflexión.
La experiencia.
Sé lo que busco pero no lo encuentro,
y ya no sé si sos real o un mero recuerdo,
ya no sé si pienso o hablo, si grito o canto,
si es risa o es llanto.

¿Estarás junto a mí mañana? 
Quizás a kilómetros de distancia,
las luces y el humo se entrelazan en el aire.

Y me acuerdo de esos días de paranoia,
en los que el sol nos incineraba los párpados expuestos.
Ahora es un rollo de película, la memoria de un vuelo.

El reloj se desmorona y la noche dura siglos,
y en superfluos vistazos a mi alrededor los vi, 
como yo, perplejos.

Y se paseaba la sobriedad por entre los muebles
yo la observé ponerse de frente y tomar su espada,
para desafiarle la justa a los rebeldes,
y perder contra la locura en batalla.

|| Y cuando el efecto termina en el velo de la mañana, la realidad vuelve a pesar. ||


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada