Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Si está y no está.

Imagen
Superfluo mundo el que hoy pensás mientras te engrasás los labios con ese rojo destructor que tiñe tu anular. A medida que tus pulsaciones te llenan la saliva de gusto a hierro esparcís los colores con detenimiento, abrís y cerrás la boca, apretás los labios. Sabés qué tan frágil te encuentran las noches de estos últimos meses pero aún así no te importa. Hoy vas con el trémulo saber del asesino, dispuesta a todo por un poco de conmiseración salvaje. Pero las horas pasan y aunque son muchos kilómetros los que has dejado atrás y muchas pieles que el frío te ha hecho mudar el mundo no se detiene por tu presencia, por tu impacto. La noche sigue, y las almas indómitas nacen de la base castigadora e inevitable de que por las mañanas vuelven a domesticarse. Un arrebato cancerígeno sin perdón alguno que te quiebra lentamente la voluntad. Y ya es sólo ese humo multicolor el que te lleva adonde yo te espero.

- Vos sos una visión patética.
- ¿Querés que me vaya?
- No, quedate. Pero decime qué queré…

Celofán.

… y como si fuera poco las palabras han ido tatuándose a sí mismas este hábito invernal de descongelarse. Es este charco de lo que ya no va a regresar donde vi con nitidez insoslayable tu reflejo. Siempre sos para mí lo que alguna crisis de estupidez me deja de anécdota. Un prurito remoto, alérgico, con dientes de permanencia y ojos cansados. Un recuerdo doloroso que no se alcanzó a formar y vaga por jardines nerviosos buscando calidez.  Un vacío lleno de mil vacíos, resonando en ecos secos que matan por ser canción. 
¿Que tenés para ofrecer más que esta verdad hecha de papel celofán, que colorea la luz en la que ahora te veo total y plenamente desvanecida? La piel cobriza que se quiebra y se encurva, se mezcla, se abrillanta, se seca, se convierte en una obra esencial, un elixir amargo y mortal que simula ser vital. 
Bebo para morir una y otra vez buscando calmar una sed que no me deja pensar. 
Y hoy, indefectiblemente hoy, muero porque si muero al beber de vos, la muerte misma se hace …

New.

Imagen
Tengo el sol para mí. Y mañanas de no saber. ¿Qué más que esta vida del instante puedo querer? Y te tengo a vos. La nueva vos. La que esperé.
Estas quizás sean ahora tus canciones.

https://www.youtube.com/watch?v=zv-wH0hLPD4

Te fuiste por esos mundos.

Imagen
Aparecés en mis días azorada, como la última despedida que reverbera por miedo a concretar su final. Mecés intranquila tu dorada tez y lo predecís, no te puedo decir ya algo que no sepas. Es un dolor que escarba temores, y se hace más intolerable en los meses previos al invierno. Es una desintoxicación. Es mi matter abstinencia auto-sentenciando (me) hacia el olvido.
Estás marcada, ya sos feliz. La confluencia de factores hoy se abrazan y te muestran la gracia de haber pasado tu vida abocada hacia la libertad. Lo conseguiste. Ahora que sea interminable tu marcha y que el mundo le quede muy chico a tu corazón. 

Que el mosaico sea hermoso y sea todo tuyo. 


"...El sol se metió en su gruta,
los mares se hunden mojados,
yo soy un nervio de atados,
un llanto largo y profundo.
No sé por qué me confundo,
con tus amores cansados.

... Que al fin la mala fortuna, se vaya a dormir un rato, se quite traje y zapatos, se olvide de mi existencia. Que yo frente a su sentencia,  declaro mi desacato.
...Tu o…