Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Lo que escribimos en el agua.

Imagen
Quedémonos así de nuevo, como aquella vez, vos en silencio y yo tratando de entender el idioma de tus pupilas. Algo me dicen a mí, ¿Y a vos, te dicen algo las mías?. A veces siento que dicen más de lo debido. Las tuyas solían hacerlo, yo te podía leer a través de ellas pero ahora están tan evasivas. ¿Qué escondes? Estamos acá, y seguís siendo la misma. Pero ahora que lo pienso quizás mi error fue haber sido demasiado yo, y tan poco el que vos hubieras querido.





What's left from a non-bitter sunday.

Imagen
Si hubiera podido arrancarle a este domingo el fragmento de ese segundo en el que te extrañé, quizás habría sido raramente perfecto.

Round are way.

Imagen
The game is kicking off in around the park
It's twenty five a side and before it's dark
There's gonna be a loser

Y en el agua, miles de soles.

Imagen
Un viento en la mañana trae frescuras inesperadas, en mezcla de veranos que fueron y serán. Lo paciente de la espera y lo novedoso del comienzo. En una hora extraña del día decidió saltar. Le hablaron del riesgo, pero sólo pensaba en la recompensa. Quizás esa era la única forma de que se tomara el atrevimiento de cerrar los ojos para sentirlo, simplemente sentirlo.
- Hay que tratar de vivir con los pies en la tierra - Le dijo. - No me amargues la mañana con tus limitaciones - Le contestó. El otro suspiró, algo frustrado. Nunca lo iba a poder entender, pero volvía años atrás en su cabeza y creía saber de dónde venía esa forma de observar las cosas. Música, era todo lo que él pedía.Algo de magia en su vida, hechizos de música, pues era lo único que lo completaba. Nada ni nadie más. Y se perdía en frases y párrafos que ninguna persona iba a descifrar jamás. 

Pero se despertaba feliz.

Ese vendaval matutino de un "pseudo-agosto" le susurraba palabras de esperanza, tanto que las había e…

Del desierto ya poco me queda.

Imagen
¿Quién sabe mañana lo que este viaje hará de mí? Ni siquiera sé adonde voy, o qué voy a hacer una vez que llegue adonde sea. Pero, ¿vivir mi vida entre los barrotes de este sitio de mala muerte?. Entre cafés y galletitas de limón, de una serie de incontables mañanas, se forja la idea de tomar el primer tren. Mis pies inquietos necesitan caminar. Mis días en la "Prisión" transcurren como una historieta, cada escena con su argumento pero sin salirse del marco. Le gané la pulseada a la soledad y la adherí a mí como una sabia compañera. Yo sigo mi camino, y trato de no voltear la mirada para que no haya nada que me haga quedar en este desierto. Y si en este loco intento de auto-conocerme te llegara a echar de menos, a ti que lo sabes más que nadie, recuerda que no hay frontera para el que sabe cómo llegar y tú sabes bien cómo y con qué llegar... a mí.

Stuck in penthagrams.

Imagen
...Y yo solo pensaba que a fin de cuentas no era una mera casualidad que haya terminado donde comenzó todo, donde te había visto por primera vez ese día sobresaliente de una agenda monótona y obsoleta, regida por las leyes de la estática. Se marcó, te marcaste entre mis ideas y proyectos, como una mancha imborrable de un magno recuerdo. Te veías tan como la gente, y al mismo tiempo tan como nadie. ¿Eras vos, o era yo? ¿Fuimos los dos? ¿Qué fuimos? Ni siquiera sé quién soy, ¿Sé quién sos vos? Sé tan poco.


Y todo sigue su marcha a través de rutas descuidadas, hacia lugares sin destino.

Words on a park bench.

Imagen
Y si hay algo a lo que le temo más que a la Muerte, es a no aprender a vivir.

Universo de madera.

Imagen
Espejos trizados, manchas en la pared. Cielos del fin, decorados en sangre. Una ilusión que asusta en la inmensidad desmesurada de mi propio edén. Garabatos en el cristal. Diez años que se vienen contaminados en ceniza y un remanente pero resistente fuego. El doble de veces que ya suspiré, ahora pienso nada más que en estrellarme en un universo antiguo de constelaciones muertas. Un espacio en la nada, en donde me gusta sentarme a pensar.

[Para llegar a la nada misma es necesario pensar en todo y en nada al mismo tiempo].
El tiempo, como un eje que hace girar el remolino de los sucesos, que frena y que avanza a propio deseo, incontrolable y salvaje.
Y en la descripción perdí la conexión, con lo que es, lo que existe, lo que creemos ver,
O lo que soñé alguna vez, si es que lo soñé, o lo viví semi-dormido.


Así me encuentro perdido adonde quería llegar, con vos o sin vos. Conmigo o con nadie. Consciente, y feliz. Sospechando que lo entiendo todo, seguro de que no entiendo nada. Consciente, y feliz…

Instagram.

Imagen
Y te vi. Tenías los dedos entumecidos y alguna que otra imagen de felicidad entre las pestañas. Te sonreí, pues sabía que esta vez SI era real.

Flashbax.

Imagen
Paso mis días sin tomar una decisión, con mi mente decidida, tratando de escribir el argumento de una historia.
Living on my own was like a flashback, to the days when I was lost and lonely.

[Aplausos para mí, llegué a mis 19 años cuerdo. Con dos cd's nuevos de Oasis que ya me los escuché enteros 3 veces cada uno, más de un proyecto y miles de cosas en la cabeza, una guitarra eléctrica y el sueño interminable de poder irme de este lugar. ¿En el amor? Bueno, eso lo decidirá el tiempo. Me siento extrañamente renovado, y parece, tengo la sensación, de que las cosas se están dando.]
Podría ser peor, ¿O no?



Imágenes psicodélicas de una madrugada de julio.

Cae la hora crítica, ¿Dónde estás? ¿Dónde estoy? ¿Hasta dónde queremos llegar? tanteándonos a ciegas, en la niebla, acortando susurros, hablando en señas.
Interviniendo en el mensaje directo el miedo,la gracia y la reflexión. La experiencia. Sé lo que busco pero no lo encuentro, y ya no sé si sos real o un mero recuerdo, ya no sé si pienso o hablo, si grito o canto, si es risa o es llanto.
¿Estarás junto a mí mañana?  Quizás a kilómetros de distancia, las luces y el humo se entrelazan en el aire.
Y me acuerdo de esos días de paranoia, en los que el sol nos incineraba los párpados expuestos. Ahora es un rollo de película, la memoria de un vuelo.
El reloj se desmorona y la noche dura siglos, y en superfluos vistazos a mi alrededor los vi,  como yo, perplejos.
Y se paseaba la sobriedad por entre los muebles yo la observé ponerse de frente y tomar su espada, para desafiarle la justa a los rebeldes, y perder contra la locura en batalla.
|| Y cuando el efecto termina en el velo de la mañana, la realidad vuelve a pe…

Les jours avec elle.

Imagen
Los días con ella eran escenas que se sucedían en un caleidoscopio de momentos. Eran nubladas tardes atemporales y monocromáticas en las que nos regíamos únicamente por la luz y la noche. Eran besos bajo la nieve y mensajes de papel. Una enseñanza mutua del fino límite entre la libertad y la dependencia. Idas y venidas por un mismo sendero, que terminaba siempre en los muros que pintarrajeábamos con aerosol para reírnos de nosotros mismos.
Los días con ella eran impredecibles, una continua aventura. Burlescos de la vida y fugitivos de la formalidad. Un modo de vivir lógico solo para los dos. Demasiado bueno para ser real y demasiado real para ser imaginario. Era una forma extraña de amor y odio, una costumbre, un placer.
Eran los días con ella, y con nadie más.