Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Anoche que fuimos dos.

Habitación de nocturnas historias, las raspaduras humanas, descascaradas paredes negras del ocultismo satírico donde ya no hay resguardo de palabras.

Desnudo así mato el tiempo que hemos acordado, pasando el dedo anular de piel en piel, ondulante insinuación que comprendés pero dejás pasar.

Cayendo hacia el abismo esta ceniza de papel rojo que se humedece ahí, en contacto acuático con las almohadillas de una boca reclusa que encontré. Suave roce de algodones cálidos. Los vapores se arremolinan una vez que hay danza salival por no poder evitar el choque dentro de la cueva de los alientos.

Sembrando el caos en estas vidas meditadas que esperaron por temer algo, huir, reír, amar.
Sentirte despacio soplando dibujos de aire en mi quijada, mejilla con mejilla, dando todo para curarnos los dos de esta roncha de soledad que llega con el fin de cada verano.
No te puedo explicar la gracia con la que ya no pienso la analgésica confesión de las despedidas. La guardia baja que frente a vos ya no indign…