Como cuando éramos fracciones.

Seguimiento del son, la sal y la dual sacudida de las olas.
Abrí los ojos y tratá de distinguir el borroso fondo, verdoso, borroso fondo.
Del mar, esta luz, que se fracciona sobre la superficie.
Estoy intentando que no me arrastre la inmensidad hasta profundidades que nadie ha visto.
Ni yo.
Marea cerebral. 
Impactos.
Necesito ser de vos mi piel, otra vez, y hacerla propia. 
No te la lleves. 
Que una vez fue mi historia.
La violás.
Me dejás sin mi historia. 
Pero no importa, la herida no arde.
No importa, es la que es tuya la que yo quiero. 
O fue.
¿Me la das?
Aunque no, dejame apoyarme cansado en tus hombros resbaladizos.
Que volver a verte después de tanta tormenta es un dormido fogón.

Nazcamos lejos mi amor, lejos.
Otra vez.
Como cuando éramos fracciones.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Como quien despierta.

Give up the Ghost.

Resonancia.